El manejo adecuado de las semillas

Herramientas útiles para el huerto

Si somos dueños de un pequeño huerto cultivado en macetas en la terraza o patio, algunas de las herramientas que utilicemos serán iguales que las usadas en los huertos más grandes, pero otras serán imposibles de usar en nuestras macetas debido a su tamaño.

adecuada
Lo más común es comprar herramientas más pequeñas que sean más funcionales en un balcón, nosotros recomendamos las siguientes: Un trasplantador, muy útil en cualquier huerto pues no sirve solo para trasplantar, en muchas ocasiones hace las mismas funciones que haría una pala. Es aconsejable tenerlo siempre a mano por lo que recomendamos que lo dejéis cerca del huerto.Un sembrador manual,es una herramienta circular de unos 10 centímetros de diámetro con un orificio ajustable por el que salen las semillas. La tapa es transparente y vemos las semillas que quedan en su interior. Es muy útil para sembrar semillas pequeñas.Un rastrillo,servirá para retirar las hojas secas de la superficie o para arar la tierra de nuestra maceta.

El riego
A la hora de regar las macetas tenemos el problema de que en los balcones la lluvia no suele caer cerca de nuestro cultivos a causa del balcón del vecino de arriba o de algún techado, por tanto, deberemos ingeniárnoslas para que las hortalizas consigan el agua que necesitan para crecer sanas y vigorosas.Un pulverizador, es muy útil para regar en forma de lluvia fina o humedecer las hojas de las plantas que más lo necesiten. Si tenemos un mini invernadero, esta herramienta resultará imprescindible. Un grifo en el balcón. Podremos conectar una manguera y regar con ella las macetas, preferiblemente con una cabeza delgada que permita llegar bien a la base de las plantas, o también podemos utilizar una manguera porosa, que se caracteriza por sus paredes que van soltando agua poco a poco. Además, se puede poner un programador en el grifo para determinar la frecuencia de los riegos. Una regadera es la herramienta principal del huerto en el balcón. No debemos comprar una demasiado grande, ya que puede pesar mucho cuando la transportemos. Es el mejor método para no provocar enfermedades, y si podemos utilizar agua que hayamos recogido de la lluvia mucho mejor.